16 feb. 2009

Los desafíos de la Nueva Energía I

Mis más amorosos saludos para todos ustedes. Espero que se encuentren bien dentro de lo posible, y que estén disfrutando de la Luz de éste lugar seguro y tranquilo que hemos llamado El Planeta Luz.


En esta oportunidad he venido a hablar con ustedes respecto a los cambios que todos estamos viviendo como seres humanos, cambios que están afectando todo a nuestro alrededor, y que continuarán afectando todo lo que hasta ahora conocemos.

El cambio nos intimida, es un hecho, sin embargo, como seres espirituales que somos, también sabemos que el cambio no es otra cosa que la transmutación de algo antiguo, hacia algo nuevo, más fuerte y mejor.

Me gustaría pedirles, en esta oportunidad, que respiren profundo mientras leen este mensaje, inhalando tranquila y profundamente, para luego liberar el aire, de forma pausada. Respirar hace que las energías se muevan, respirar es fluir, nos ayuda a movilizar energías, sentimientos y pensamientos, así como también nos entrega bienestar de forma física. En tiempos como estos, respirar se ha de convertir en nuestro ejercicio favorito. Respirar también nos trae de vuelta al momento presente, a nuestro cuerpo, y nos aleja de nuestras ocupadas y aproblemadas mentes.

Según la información con la que cuento, éste pasado 9 de febrero, durante la Luna Llena, se produjo una fuerte e importante descarga de energía en el Universo, afectando primordialmente al planeta Tierra. Esta energía propicia y beneficia los cambios que se están llevando a cabos, tanto económicos como sociales y que al mismo tiempo afectan la consciencia colectiva de la humanidad. Esta energía propicia el despertar de más almas y en cierta forma sirve de combustible para quemar las antiguas formas y creencias, para que nuevas formas puedan surgir. Tal vez se estén preguntando por qué les hablo de esto, pues, es la introducción que necesito para llevarles al tema principal de nuestra conversación.

El tema de nuestra conversación es el Adiós a las antiguas formas y por ende la bienvenida a lo nuevo.

La consciencia de la humanidad se encuentra en un punto alto actualmente, más allá de lo que fue nuestra realidad de la tercero-cuarta dimensión. Para decirlo de forma más simple; la humanidad se ha graduado, ha pasado a otra etapa, una etapa donde obtiene nuevas herramientas para seguir avanzando por nuevos senderos, antes no conocidos. Es debido a esto que todo parece ser un caos, que nadie realmente sabe qué va a pasar, por esto los expertos se han quedado perplejos ante los cambios tan bruscos que ha sufrido la economía y que seguramente pronto sufrirá la educación, la medicina y tantos otros aspectos fundamentales dentro de nuestras vidas. Todo lo que hasta ahora conocemos necesita renovarse, necesita nacer otra vez, necesitamos finalmente empezar de nuevo.

Ahora, esto es solo una probadita de la visión Global, pero, ¿qué pasa con cada uno de nosotros?, ¿cómo nos afecta a nosotros?. Pues simple mis queridos amigos…la forma en que cada uno de nosotros ha vivido la vida hasta ahora, deberá también ser revisada para así desechar todo aquello que “antes” nos servía, pero que ya no nos sirve más. Todas nuestras creencias, todo lo que pensamos ser cierto y absoluto, (principalmente las cosas que nos enseñaron en la infancia), todo aquello que nos gusta, todo aquello que nos disgusta. Necesitamos hacer un inventario amigos míos, necesitamos revisar el equipaje que cargamos para poder deshacernos del equipaje extra, permitiéndonos así continuar nuestro viaje por nuevos caminos con mayor comodidad y más livianos.

Tal vez ahora piensen que es muy fácil decirlo, pero que es más complicado en la práctica. Pues, siento no estar de acuerdo. Podemos empezar con un cuaderno, anotando por 1 semana, o más, todas las cosas que hacemos en el día, a modo de enumerar nuestras acciones y al cabo de una semana o el tiempo que decidas, revisar y analizar cuales son aquellas cosas que hacemos a menudo, que en realidad hacemos sin realmente desearlo. De inmediato sabrás que es necesario reemplazar esa actividad, o tal vez renovarla, o directamente eliminarla de tu vida, dando espacio así a nuevas actividades que te hagan sentir bien, cosas que realmente quieres hacer.

Podríamos luego ir más allá, como hombres y mujeres aplicados que somos…jejeje…y en el mismo cuaderno destinar algunas hojas a entrar en mayor detalle. Tal vez poner un título en cada hoja, como; “Cosas que solían gustarme y que ahora no me satisfacen”, “Pensamientos constantes que me hacen sentir mal”, “Pensamientos constantes que me hacen sentir bien”, “Actividades que me hacen feliz”, y tal vez por último “Actividades que siempre he querido llevar a cabo”. Puede ser cualquier cosa, no solo pensamientos o actividades, también sentimientos, emociones, ideas, etc. Pronto ese cuaderno se transformará en un “mapa” hacia ti mismo, un mapa que podrá guiarle hacia una vida con mayor alegría, pues somos felices cuando dejamos de hacer/decir/pensar las cosas que no nos gustan, y comenzamos en vez a hacer/decir/pensar aquello que si nos hace sentir bien.

Debemos comprender, que así como cambia el mundo, cambiamos nosotros también y podemos hacer buen uso de estas energías que ahora mismo están a nuestro alrededor, para limpiar todo lo que tengamos que limpiar dentro de nosotros, vaciar el equipaje, y crear espacio para lo nuevo, para realizar nuestros sueños, para seguir nustros ideales y pasiones, para re-nacer con este mundo que renace todos los días. Comiencen desde ya a olvidarse de las “antiguas” formas de hacer las cosas, de las antiguas respuestas, de las antiguas soluciones a los problemas de la vida diaria, vayamos más allá, usemos nuestra creatividad y busquemos nuevos caminos, nuevas soluciones, nuevas respuestas, nuevas formas, no será en vano, pues está todo a nuestro favor y realmente no hay nada que perder.

Y por último, recordemos algo muy cierto: “Las mismas acciones, han de producir los mismos resultados”. Si realmente queremos cambiar nuestra vida, ajustarla junto con nuestro espíritu a esta nueva dimensión a la cual hemos llegado todos juntos y sacar el mayor provecho de las herramientas con las que contamos, entonces debemos empezar a intentar cosas nuevas, abrir nuestras mentes y corazones a recibir todo lo que la vida nos quiera entregar, dejarnos asombrar como se asombran los niños ante lo desconocido, empezar de nuevo.
Es nuestra opción. Cada uno debe elegir cómo quiere vivir en esta nueva energía, en este nuevo mundo.

Les dejo hecha la invitación a reflexionar respecto a nuestras maletas y equipajes, para que los podamos examinar y realmente dejar atrás lo que ya no sirve, para que tengamos un viaje más cómodo.

Feliz viaje, nos conectamos pronto, en una nueva conversación aquí en el Planeta Luz.

Felicidad y Luz en vuestros caminos!!!!!

Shaumbra Inspired TM.

1 feb. 2009

Bajo el Árbol

¡Saludos residentes del Planeta Luz!
Espero que todos esten muy bien, disfrutando vuestro tiempo aquí y viviendo a full.

Quisiera compartir con ustedes un mensaje que encontré, el cual habla del "Amor", la "Confianza" y la "Fe". Recientemente he descubierto que estas 3 palabras son las claves para que podamos tener una mejor vida.


El tipo principal de amor que debemos buscar es el "Amor Propio", pues con el viene el "respeto" y la "confianza". ¿Quien puede amarte, quien puede respetarte, quien puede confiar en ti, si tu no te amas ni te respetas ni confias en ti primero?

Confiar en nosotros mismos es un resultado de reconocer quienes somos en realidad; seres maravillosos, almas sabias en un viaje terrestre. Creaciones milagrosas en una aventura de aprender y descubir, completamente amados y apoyados por la Fuente de Todo lo que Es.

Y la Fe, ¿qué es la Fe? ¿No es acaso la certeza de la existencia de algo que no podemos ver ni tocar?

Mi punto es, si nos amamos a nosotros mismos y confiamos en nosotros, y si tenemos fe, sabes que no hay forma que las cosas puedan "salir mal", simplemente sabes que nada es "incorrecto" o "correcto", si realmente confiamos en nosotros mismos entonces sabemos que siempre estamos en el lugar correcto en el momento correcto. Lo que sea que experimentemos intenta enseñarnos algo, todo siempre es "como debe ser" y al tener fe sabemos que si necesitamos algo, lo hemos de obtener de alguna forma u otra, porque creemos que nuestro Ser Superior ya se está haciendo cargo de eso.


Ahora, todo esto está muy bien si estas bien centrado en ti mismo. Muchos de ustedes tal vez se pregunten: "¿me estas diciendo que tal o cual problema que tengo es tal como debe ser?", o "¿quieres decir que este dolor que sufro está bien?". Bueno, si regresamos a la parte de "confiar" en nosotros mismoss, si tu realmente sabes quien eres en realidad, deberías poder ser capaz de encontrar las respuestas a estas preguntas dentro de ti mismo, todos tenemos una guía interna que está siempre más que abierta y lista para mostrarnos el camino, para responder nuestras preguntas y guiarnos, solo debemos aprender a escuchar. Si tienes experiencia con la Meditación, entonces debería ser muy fácil, vé dentro de ti mismo, pregunta y luego escucha. Si no tienes experiencia con la Meditación, siempre puedes dirigirte a un lugar tranquilo y cómodo, respirare profunda y pausadamente, sabiendo que estas a punto de ponerte en contacto contigo mismo, y que por lo tanto se trata de una reunión sagrada y maravillosa, entonces honrate a ti mismo, pregunta y luego escucha.

Aquí dejo entonces el mensaje que quiero compartir con ustedes:

"
Hoy, párate bajo un árbol amplio y respira el oxígeno que te provee. Estira los brazos y toma la pera dorada en tus manos, y muérdela. Deja que el dulce jugo de la vida corra por tu mentón. Mira a tu alrededor, la belleza del mundo, sabiendo que puedes establecer una relación con el universo que igual a esto, como pararse bajo un árbol que provee todo lo que necesitas, con facilidad y comodidad, y también con belleza. Sabiendo que esta abundancia que fluye es un estado de la mente, que puedes crear tu mismo. No se trata de reunir riqueza para una seguridad imaginaria, pues la seguridad de la abundancia espiritual del universo es la seguridad de la fe. Cuando sabes esto, de forma absoluta, sabes que el árbol te dará aire para respirar, que la fruta se soltará y caerá cuando la necesites, y que el río de amor correrá eternamente a través de tu vida, no hay necesidad de pretejerte más. Esta profunda fe tiene su propia protección.

Y todo esto no es más que una relación con la vida y con el Universo que tu creas. Depende completamente de ti. Es un estado de Gracia que alcanzas al reemplazar la duda y el miedo con el amor y la fe - una y otra vez, día tras día - hasta que finalmente, la fe y el amor se hacen más naturales para ti, más que cualquier otra emoción o estado mental. Cuando estableces una conexión profunda con la fe y el amor, la abundancia fluye en consecuencia. No es algo que debas buscar a parte ni de forma directa. Es una consecuencia de tu conexión cercana con el amor y la fe en cada momento de cada día. Cuando tienes esto, cuando caminas por la vida con la corona sobre tu cabeza, abierto al fluido de energía de tu ser superior, cuando tu corazón es suave y tibio, lleno de amor y cuando todas tus acciones son conducidas por un profundo sentimiento de paz y de estar haciendo las cosas bien, entonces las oportunidades siempre aparecerán para permitirte avanzar hacia la próxima fase de tu vida. Y cuando camines en este estado de gracia, la próxima fase siempre será más gloriosa que la anterior. Aún llena de desafíos, por supuesto, pues están aprendiendo y creciendo. Y cada peldaño llevándote a lugares más elevados y amplios, cada uno puede expandir quien eres y lo que puedes lograr si así lo quieres y continuas, lleno de fe y amor. Y así un día, cuando mires a tu vida y a todas las cosas maravillosas que has logrado y sigues logrando aún, te darás cuenta que todo lo que necesitaste siempre estuvo allí, bajo ese amplio árbol, aún cuando no lo hayas reconocido por completo en el momento. (Quado) - www.quado.com
"

Espero que todos podamos comenzar, desde este momento, a mirar hacia atras en nuestras vidas, analizando todas las cosas maravillosas que hemos hecho y podamos darnos cuenta de que la ayuda siempre estuvo allí, tal vez una mano amiga, un buen consejo, un abrazo, o tal vez solo la sonrisa correcta, etc.

¡Que tengan una maravillosa semana!


¡Manténganse bajo la Luz, vibren y respiren!