25 may. 2009

En tiempos de Ansiedad...

Estimados amigos y amigas! Bienvenidos nuevamente!

Esto no es nuevo, lo vemos en la televisión, lo escuchamos en la radio, lo leemos en los periódicos “Estos son Tiempos Difíciles“, “Estamos en Recesión“, “Pasamos por una Crisis“, distintas formas de escribirlo, pero el mensaje es el mismo, está en todas partes, no importa cuanto intentemos ignorarlo.

¿Cuántos de ustedes están sintiendo ansiedad en periodos cada vez mas repetitivos? Les sorprendería saber la gran cantidad de personas que se siente extremadamente ansiosa, confundida y perdida en la actualidad, y este mensaje que nos sigue a todos lados, no hace sino incrementar la incertidumbre y alimentar una ansiedad como la que tal vez jamás han experimentado antes.


Observo y escucho a las personas preguntarse por cuanto tiempo más tendrán su trabajo, si serán capaces de estudiar la carrera que querían, si alcanzará el dinero para poner a los niños en la escuela que pretendían, otros se preguntan si el camino que llevan hasta ahora aún les satisface o si deberían hacer cambios…hay mucha confusión e incertidumbre alrededor y aún así, todas y cada una de estas personas piensan que está sola en esto. Lo cierto es que no lo están, el sentimiento es compartido por muchos.

Reflexionando sobre esto, me pregunto ¿y donde está la autoestima, la confianza, la fe?, ¿desde cuando el destino de nuestra vida está en manos de los titulares y de las crisis de los bancos?, ¿no somos acaso, todos nosotros, personas únicas, con cualidades y talentos irrepetibles, que nos paramos sobre nuestros propios pies y que cada día decidimos cómo hemos de vivir cada día?. Me he dado cuenta de que todo pasa por la confianza en uno mismo. Así es, tal como lo leen, la confianza en uno mismo es la solución a esta ansiedad.

Pues cuando confías en ti mismo, no hay espacio a dudas, tu sabes que estas haciendo lo correcto, en el lugar correcto y en el momento indicado, sabes que eres un ser único que está aquí viviendo esta experiencia por decisión propia y que tu y solo tu eres responsable por tu vida, por cada decisión, por cada pensamiento, cada palabra y por cada paso que das, y por lo tanto, tu y solo tu decides qué quieres experimentar, y aún más importante; cómo lo quieres experimentar.

¿Cómo quieres experimentar esta etapa de tu vida?. Los tiempos en los que vivimos, son tiempos distintos, para algunos caóticos, para otros; excitantes. ¿Cómo quieres vivirlo?, ¿Quieres ser parte del pensamiento colectivo que ha decidido que esta es una crisis, un tiempo duro y difícil y que por lo tanto deben sufrir?, ¿o quieren ser parte del otro pensamiento colectivo (aunque menos concurrido), que ve este tiempo como el inicio del cambio que el mundo necesita para recomenzar, con mejores sistemas, mejores ideas y más espacios?

Podemos abrirle la puerta a la ansiedad y permitir que ésta sea nuestro huésped, nos limite y nos controle, o podemos confiar en nosotros mismos, confiar que estamos exactamente donde debemos estar, porque así lo hemos decidido, y podemos elegir hacer de cada día una aventura personal para redescubrir aquellas cosas que hasta hoy hemos pasado por alto. También podemos animarnos a mirar a nuestro alrededor, observar cuántos de nuestros seres queridos viven con la ansiedad a cuesta, seguramente son muchos más de lo que pensamos. Y la mejor forma de ayudarles, es ser ejemplo en nuestra propia vida, demostrar con actos que es posible vivir en estos tiempos con una sonrisa en los labios. Quiéranse, cuídense, ténganse paciencia y confíen en ustedes, pues si no lo hacen ustedes primero, nadie lo hará por ustedes, y sólo así podrán estar bien consigo mismos y por ende, ser ejemplo a vuestro alrededor, ejemplo y luz para otros.

Les dejo esta reflexión y me despido enviándoles un fuerte abrazo y mucha luz.