13 ene. 2010

¿Solo o A Solas?

Saludos mis queridos amigos, bienvenidos una vez mas al Planeta Luz!

En el hemisferio sur estamos en época de vacaciones, de tiempo libre, playas, sol, de diversión para liberar tensiones acumuladas ya sea por el trabajo o el estudio, y muchos se preguntan qué hacer durante este tiempo.


Seguramente todos tienen una larga lista de cosas pendientes, todo aquello que han deseado hacer pero no han tenido el tiempo, sin embargo, imagino que muy pocos agregan a su lista: "Pasar algo de Tiempo Solo/a", y es que la soledad no es vista con muy buenos ojos, para muchos es razón de temer y huir, no obstante la soledad puede ser muy beneficiosa si la tomamos con moderación.

Pasar una razonable cantidad de tiempo a solas, ya sea para pensar, aclarar la mente, disfrutar de un lindo día al aire libre con calma, alejarnos del ruido y las influencias de otros, o para no hacer nada, solo ser y disfrutar de eso, es algo que todos deberíamos ser capaces de hacer. Estar con nosotros mismos no es realmente estar solos, pues puedes estar entre miles y aún sentirte solo. Tomar un tiempo a solas beneficia nuestra comunicación interna, nuestra capacidad de escucharnos a nosotros mismos, a nuestros sentimientos, nuestro corazón y también a nuestro cuerpo, todos los cuales están siempre enviándonos señales, las cuales difícilmente escuchamos por estar siempre distraídos con algo más.

El tiempo a solas puede otorgarnos momentos maravillosos, momentos de claridad, de genialidad, respuestas a preguntas que se nos quedaron en el aire, y últimamente la satisfacción de saber que somos capaces de generar un dialogo interno y estar con nosotros mismos sin desesperar. Alguien sabio dijo "La única persona que se queda contigo para toda la vida eres tu mismo", por lo tanto ésta debería ser la relación mejor mantenida que podamos tener.

Cuando hablamos de la Soledad, al igual que muchas otras cosas en este mundo, la reacción se deberá netamente a un tema de conceptos. ¿Qué significa para ti estar solo?, ¿es acaso lo mismo que estar a solas?. Personalmente creo que nunca estamos 'solos', ya sea que lo notemos o no, que lo veamos (o queramos verlo) o no, siempre hay alguien dispuesto a escucharnos, a acompañarnos.

Podemos sentirnos solos por diversos factores, situaciones y podemos percibirlo como algo negativo, pero 'solos' no estamos nunca. Sin embargo 'a solas', desde mi punto de vista, es más una elección, es decidir estar a solas o pasar tiempo a solas, por el motivo que sea, y podemos percibirlo de forma positiva, como el deseo de estar con uno mismo y ser capaz de valorarlo.

Les invito a considerar La Soledad por un momento, a fin de identificar qué definición le hemos dado en nuestra vida y hacer una revisión de los conceptos que asociamos a ella, pues éstos pueden ser "positivos" o "negativos."

Finalmente, no olvidemos que nada es realmente "positivo" o "negativo", todo ES, y somos nosotros quienes estamos acostumbrados a catalogar todo lo que se nos presenta, a ponerle etiquetas y a juzgar. Tal vez podríamos experimentar aceptar que todo se encuentra en estado puro y neutral, tratar las cosas como tal, como materia prima y moldearla con nuestras mejores intenciones, a ver qué somos capaces de crear.

Un abrazo grande para todos, será hasta la próxima.

4 ene. 2010

¡Luz, Cámara y Acción!

Estimados amigos, ¡bienvenidos nuevamente al planeta luz!

Espero que todos hayan tenido una linda celebración para darle la más cordial de las bienvenidas al nuevo año que comienza.


Con cada año nuevo regeneramos expectativas, mejores visiones de la vida y de nosotros mismos. Queremos empezar bien y por lo tanto los primeros días nos esforzamos por ser “mejores”, con la esperanza de mantener nuestra renovada actitud durante el resto del año.

Pero muchas veces nuestros esfuerzos de ven truncados, pasado el tiempo nos olvidamos de nuestras resoluciones de año nuevo, y nos dejamos caer en la misma rutina de siempre, aquella que nos prometemos modificar, aquella que sentimos no es el reflejo del camino que queremos seguir, y que definitivamente no nos lleva a crear la vida que queremos crear.

¿En qué momento dejamos ir esta visión feliz de nosotros mismos?, ¿qué nos hace olvidar las resoluciones?, ¿podemos evitarlo?

Si somos capaces de encontrar la respuesta de la primera y segunda pregunta, entonces tenemos la mitad del camino recorrida. Es importante identificar la fuente de toda acción que genere una reacción en nosotros. Cada uno de nosotros es dueño, responsable y señor de si mismo, y por lo tanto el único director de la vida de cada uno. El director que es capaz de cambiar el guión a su deseo y antojo, aquel que juega en busca de personajes para crear las situaciones que visualiza en su mente, y dar luz así a su obra maestra.

Así como el director de una película, somos capaces de modificar todo aquello que queramos o necesitemos cambiar. No podemos cambiar a los demás, pues cada quien es dueño de si mismo, pero podemos cambiar actitudes en nosotros, lo cual entonces ha de cambiar la interacción generada con los otros, dando como resultado una nueva forma de relacionarnos, y así entonces, cambiamos la relación con el resto de las personas, sin intentar cambiarlos a ellos.

Si no nos gusta el guión, cambiémoslo, démosle otro sentido, cambiemos los actores si es necesario, pero recuerda que ni los astros ni tu pasado dirigen tu vida, ese trabajo es solo tuyo y por lo tanto tu voluntad es la que prevalece.

Entonces, ¿listos?, ¡luz, cámara y acción!