2 nov. 2012

Emociones que son razones

Hoy mientras me quejaba de un resfrío del cual aún no he logrado deshacerme completamente, hice una pausa para preguntarme si tal vez había alguna razón emocional que estuviera causando el resfrío mismo o atrasando su desaparición. Mientras pensaba en la pregunta tuve un sentimiento como de haber encontrado la raíz del problema.


En cuanto pude, me aseguré de ir a un lugar tranquilo donde pudiera estar sola sin interrupciones, me senté cómoda e hice la pregunta nuevamente: "¿Por qué me siento así? ¿Por qué estoy haciendo esto?", casi de forma inmediata lagrimas empezaron a caer de mis ojos y la respuesta fue "Porque tengo miedo", y comencé una "auto-entrevista" donde intenté comprender mis sentimientos. Me di cuenta que llevo un tiempo acarreando un sentimiento como de estar atascada, que hace días que no disfruto los alimentos que como, días en que he vivido casi de forma inconsciente sin permitirme estar consiente y presente en el momento actual, al punto que me costó creer que hoy es un Jueves, pues mi ultimo recuerdo fue que era Lunes...

¿Cómo es posible que lleve días así? Y aun así es muy posible, son tantas las veces que nos perdemos en la rutina y vivimos sin vivir realmente, totalmente inconscientes cualquiera sea la razón. Y en mi caso la razón es Miedo. Se me vinieron tantas cosas a la cabeza cuando la respuesta "miedo" apareció. Mientras más buscaba las razones del miedo a fin de comprender lo que me esta sucediendo encontré varias respuestas, al analizarlas noté como actualmente muchas personas se sienten de la misma manera.

Aquí en EE.UU. habrá elecciones presidenciales la próxima semana y la gente está ansiosa y temerosa de cómo cambiarán las cosas si cambien y el impacto en sus vidas. Al mismo tiempo hay un montón de gente que piensa que el mundo se acaba el Diciembre de este año...así el miedo está presente en todas partes...a nuestro alrededor. Es posible que más allá de razones personales, me esté conectando con el sentimiento predominante a mi alrededor, no sería la primera vez que algo así me sucede y en realidad a todos quienes somos sensibles nos sucede constantemente.

A medida que las respuestas fluían en varios niveles, (mentales, emocionales, sentimentales) me di cuenta que, como siempre, yo elijo mi realidad, yo elijo cómo reaccionar, cómo pensar, cómo sentir, y que puedo seguir "atascada" en temores válidos o no, o puedo liberarme de tales ataduras y vivir el momento presente, vivir HOY con la esperanza de construir un mejor mañana.

Sin demora comencé a sentirme mucho mejor, cómo si volviera a sentir el aire fluir a través de mis pulmones, la vida fluir a través de mi cuerpo y mi alma, todos síntomas de elegir la Vida de forma consiente.

Hoy aprendí que no está demás revisar conmigo misma cada de vez en cuando, sino cada mañana, cómo me siento REALMENTE, y reafirmar mis elecciones de una vida libre y consiente a diario.

Les invito en este momento a tomarse unos minutos en tranquilidad y preguntarse a sí mismos, por ejemplo; "¿Cómo estás?, ¿Eres Feliz?, ¿Está todo bien en verdad?"

Si las respuestas son positivas: estás ya haciendo un buen trabajo, ¡sigue así!

Si las respuestas parecen ser negativas, no te preocupes, continua con las preguntas hasta que encuentres las respuestas y no te dejes vencer, todo lo que necesitas esta dentro de ti, confía y se bueno(a) contigo mismo(a).

Como siempre, les envío un abrazo energético lleno de bendiciones y les deseo mucha luz en vuestro camino.

Babs